¿Cifras que alarman? Cada 10 minutos una adolescente es mamá

There are several Replica Roex websites that are dedicated specifically to the online sale of quality replicas, perfectly assuming the nature of the products and offering all the technical support. To find out which ones you can trust, see for example the Replica Gucci Handbags Reviews, which analyzes and ranks top replica watches sellers.Still, Replica Christian Dior Handbagswe emphasize that we do not recommend the conscious acquisition of a replica in any way. A copy never replaces the original, and even if you think you can fool others, you’re really only fooling yourself. If you want a top watch and you do not have the conditions to get it, it is always best to start your collection with an authentic Replica Watches of a lower brand but still of Replica Roex Watches the highest quality.

¿Cifras que alarman? Cada 10 minutos una adolescente es mamá

Cada año, en el país nacen 108.912 hijos de adolescentes. Foto: Agencias

 

En la Argentina, cada año nacen unos 3 mil bebés de madres niñas. Son las que tienen menos de 15 años. En el 81% de los casos, tienen entre 10 y 14 años. "Cuanto menor es la edad de la madre, más probable es la existencia de abuso sexual y mayores son los riesgos de salud asociados para ellas y sus hijos", señala Unicef Argentina en el informe sobre el estado de la adolescencia que presentó el  lunes en el Centro Cultural Recoleta.

La proporción de embarazos adolescentes es preocupante. Alrededor de un 15% de los partos registrados por año es de una madre adolescente, tendencia que se mantiene estable desde hace más de una década. Pero especialmente en las menores de 15 los valores no ceden. En 2015, último año de estadísticas vitales publicadas, nacieron 770.040 bebes: 111.699 eran de madres menores de 19 años, incluidos 2787 de madres niñas.

"La situación empeora, en término de brechas y desigualdades, si se analiza la información a nivel provincial -se afirma en el documento de Unicef-. En provincias como Chaco, Formosa y Misiones, uno de cada cuatro partos es de una madre adolescente."

(Le puede interesar: Telenovelas: Del estereotipo a la demencia)

Organizaciones de la sociedad civil vienen llamando la atención sobre este problema de salud pública y social. Mientras tanto, autoridades sanitarias y educativas nacionales y provinciales repiten que la mitad de las chicas que quedan embarazadas están fuera del sistema educativo.

Pero esa realidad no se revierte. Cifras oficiales del año pasado indican que una de cada cuatro madres niñas no termina la primaria y casi el 12% de las adolescentes que dejan el secundario lo hacen porque quedan embarazadas o tienen que cuidar al hijo o a un hermano pequeño.

"Un 15% de madres adolescentes es un porcentaje altísimo, y en algunos lugares llega a más del 25%, lo que dice que el país tiene índices realmente muy altos", dijo Florence Bauer, representante de Unicef en la Argentina.

La respuesta, según planteó, debería incluir desde acceso de los chicos y chicas a la salud sexual y reproductiva hasta la capacitación del equipo médico, cambios culturales e información oportuna. "El embarazo precoz no es fácil y eso las chicas lo dicen ya con el bebe en brazos", indicó Bauer.

El 60% de los casos no es planificado. El 70% de los varones y el 60% de las chicas no acceden de manera gratuita a algún método anticonceptivo. Uno de cada cinco partos de menores de 19 es segundo hijo.

En nuestro país viven 5.617.003 chicos y chicas de entre 10 y 18 años. El "Posicionamiento sobre la adolescencia: para cada adolescente una oportunidad" de Unicef repasa los derechos de los jóvenes a la salud, la educación, la inclusión social, la justicia, la participación ciudadana y la protección ante la violencia y el trabajo infantil. 

Más que anticoncepción

Para Nina Zamberlin, oficial de programas de la Federación Internacional de Planificación Familiar (IPPF, por su sigla en inglés) Hemisferio Occidental, los 3000 embarazos de madres niñas "son una luz roja porque no disminuyen desde hace más de 20 años. Esto es porque no les estamos prestando atención. No hay políticas dirigidas a ese grupo".

(Le puede interesar: Legalización del aborto ¿Decisión política o moral?)

Una de las recomendaciones de Unicef al país es "visibilizar el embarazo no intencional en la adolescencia como un problema de política pública", además de fortalecer esas políticas con educación sexual integral (ESI) desde la escuela.

La ESI, como la plantea la ley (un derecho), está entre los grandes faltantes en esas políticas. 

La estrategia se completa con el acceso a lugares de atención amigables e interrupción legal del embarazo precoz. "Por debajo de los 13 años, el consentimiento nunca es válido y en la niña hay una gran afectación de la salud biopsicosocial", recordó Zamberlin.

Unicef