Argentina, único país en donde el salario mínimo cayó en dólares

El Observatorio de Políticas Públicas-MPE de la Universidad Nacional de Avellaneda (Undav) sostiene que Argentina es el único país de la región que vio retroceder el salario mínimo en dólares.

La medición, realizada entre diciembre de 2015 y julio de 2017, arroja el dato de que los argentinos vieron caer un 11% este indicador. Si se tiene en cuenta solo a los jubilados que reciben el haber mínimo, el retroceso fue del 16,4%.

Esto se contrapone con lo que sucedió en países como Brasil, donde el salario mínimo creció un 46%. O el caso de Uruguay, donde la subida fue del 28%. Siempre midiendo en dólares, también hubo un incremento en Colombia (25%), Chile (22%), Bolivia (21%), Perú (18%), Paraguay (13%) y Ecuador (6%).

Extrañamente, el estudio omitió comparar a Venezuela, país sometido a una importante alza inflacionaria. No obstante el Gobierno venezolano ha tomado medidas para afrontar esta situación como el reciente aumento del 50% del salario mínimo venezolano.

Paradojas e inflación

Estos datos arrojados por la Undav no omiten que Argentina posee el salario mínimo más alto en dólares de la región: 504 dólares estadounidenses. Sin embargo, con ese dinero se pueden comprar muchas menos cosas debido a la alta inflación que hay en el país, la cual corre en paralelo al importante aumento del precio del dólar que se dio en las últimas semanas.

Esta caída del salario mínimo argentino fue acompañada –en el mismo lapso de tiempo– por un aumento considerable de los productos de primera necesidad. Por ejemplo, se cita la subida del precio de los aceites (53%), las harinas (43%), la leche (37%), la carne (32%), el arroz (30%) y los fideos (27%).

RT