Machismo venezolano 'viviendo con el enemigo'

En los casos de violencia de género y de femicidio, el agresor generalmente el compañero sentimental

Lo bueno: Organismos internacionales se han pronunciado manifestando preocupación, algo que puede influir en las acciones que se tomen para enfrentar el problema.
Lo malo: Se han publicado leyes que definen los delitos que caracterizan el machismo pero no se aplican eficientemente.
Lo feo: Venezolanas siguen muriendo a causa del machismo.

 

Los actos de violencia contra mujeres y niñas siguen aumentando en todo el mundo. En Venezuela la situación ha escalado a cifras alarmantes. Datos de la ONU indican que mientras la media mundial de casos es de tres por cada 10 mujeres, en el país la proporción está 10% por encima. 

Machismo. Imagen: Eneco

Para finales de 2016, informes del Centro de Justicia y Paz (Cepaz), el Observatorio Venezolano de los Derechos Humanos de las Mujeres, Fundamujer y Asociación Larense de Planificación Familiar situaron a Venezuela entre los 15 países con más feminicidios en el mundo.

“Venezuela es uno de los países con las cifras más altas de violencia contra la mujer. Se calcula que 40% de las mujeres venezolanas han sido, son o serán víctimas de algún tipo de violencia. Es decir: cuatro de cada 10”, explicó Beatriz Borges, directora de la ONG Cepaz. 

Violencia machista. Imagen: Noticias Fronterizas

Violencia machista. Imagen: Noticias Fronterizas

En Venezuela, el 25 de noviembre del año 2014, se oficializó la reforma de la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia en la que se tipificó como delito este hecho bajo el nombre de femicidio, y el cual se define en la referida ley como:

“La forma extrema de violencia de género, causada por odio o desprecio a su condición de mujer, que degenera en su muerte, producidas tanto en el ámbito público como privado”.

"A Brenda Urdaneta, de 42 años, la quemó viva su esposo. A Ana Isabela, de siete meses, la violó y asesinó su padrastro. A Mayerlis Sierra, de 14 años, la violaron y estrangularon sus vecinos. A Kelly Pereira, de 21, la mató su esposo de un disparo en la cabeza. Todas ellas vivían en el estado Zulia y, junto a 18 víctimas más, engrosan los índices de femicidios ocurridos este año en la región", relata Estefanía Reyes del portal de noticias Noticia al Día,  en su articulo El machismo mata: la violencia se ensaña contra las mujeres en Venezuela.

Violencia de género. Imagen: Un refugio para el Amor

Violencia de género. Imagen: Un refugio para el Amor

Esto es sólo una parte de la realidad, en un estado del país. Reyes destaca que en Venezuela, el 25 de noviembre del año 2014, se oficializó la reforma de la Ley Orgánica Sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia en la que se tipificó como delito este hecho bajo el nombre de femicidio y desde entonces es posible llevar un registro oficial de los casos presentados en el país, pero las cifras sólo pueden ser ofrecidas por el Ministerio Público, por lo que resulta difificil manejar cifras verificables.

A poco más de un Jéssica Durán, junto a su presunto victimario, Gaudys Mejía, buscado en todo el territorio nacional. Foto La nación (Publicada con autorización de la autoridad)año de que la palabra femicidio apareciera en esta ley, el cuerpo decapitado y desmembrado de Yessika Durán apareció en el refrigerador de su casa, el maltrato que recibía de su pareja terminó en una escena dantesca. En el congelador, su cabeza. El resto de su cuerpo mutilado, en la parte inferior de la nevera. Este es sólo uno de los caso conocido, la realidad muestra muchos más.

Yessika tenía 25 años y llevaba alrededor de tres meses conviviendo con Mejía, quien la sometía a múltiples maltratos. “No le permitía salir con sus amigos, no la dejaba vestirse como quería, la limitaba muchísimo. Incluso, ese 24 de diciembre ella lo pasó sola, porque él se fue sin razón”, cuenta una amiga cercana.

 

Judith Pacheco, abogada y presidenta de Amnistía Internacional Venezuela afirma que “fue un gran avance haber incluido la palabra femicidio en la ley, que se tipificara un delito tan grave como este. Ahora hace falta aplicar políticas públicas que vayan orientadas a detener realmente la violencia contra la mujer”.

36 ONG's que luchan contra la violencia de género decidieron agruparse en la Red Naranja de Venezuela, estas organizaciones mantienen iniciativas para abordar un este problema, que no solo afecta a las mujeres víctimas sino a toda la sociedad.

Las mujeres deben vencer el miedo

Para vencer ese círculo de violencia es necesario denunciar cualquier caso de maltrato. La tarea entonces es promover la denuncia, por encima del miedo, acabar con el machismo, asegurarse de que los casos de violencia de género tengan justicia y no se sumen más mujeres a las cifras de una estadística lamentable.

 

El Mundo Hoy / Venezuela