Comienza "Era Trump hacia Cuba"

Pidió a Raúl Castro liberar "a los presos políticos"

Desde el teatro Manuel Artime de la pequeña Habana en Miami, el presidente Donald Trump anunció cambios en la política de Estados Unidos hacia Cuba, en los que endureció las relaciones con la isla.

En su intervención el presidente Donald Trump dijo "ahora nosotros tenemos las cartas en las manos, las anteriores administraciones que bajaron las restricciones en el viaje y en el comercio solo fortalecieron al régimen". Por esta razón, "estoy cancelando los tratos bilaterales de la última administración con Cuba". "Fortaleceremos el turismo, fortaleceremos el embargo", agregó el mandatario.

Los principales cambios de Trump sobre la política con Cuba son una prohibición para que las empresas de EE. UU. hagan negocios con compañías cubanas de propiedad o controladas por las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) de Cuba y además de las restricciones a los viajes de ciudadanos estadounidenses a la isla.

De esta manera, el jefe de Estado advirtió que "cualquier cambio a la relación de Estados Unidos con Cuba dependerá de cuando Cuba esté lista para sentarse a negociar (...) Nosotros respetaremos la soberanía cubana pero nunca daremos la espalda al pueblo".

"El año pasado prometí ser una voz en contra de la represión, porque hubo una gran represión y ustedes votaron, y aquí estoy yo como prometí (...) Ahora que soy su presidente, Estados Unidos expondrá los crímenes del régimen Castro y estará de lado del pueblo y su lucha", agregó Trump.

Al iniciar la ceremonia el congresista republicano Mario Díaz-Balart, aseguró que “el presidente Donald Trump no permitirá la supresión de derechos básicos y no permitirá los abusos sobre los derechos humanos”. 

Por su parte, el congresista Marco Rubio aseguró que “hace menos de un año  un presidente estadounidense aterrizó en la Habana para estrechar su mano con un régimen, hoy un nuevo presidente aterriza en Miami para darle la mano al pueblo de Cuba”.

El gobernador de Florida, Rick Scott, también intervino en la ceremonia y dijo que desde la muerte de Raúl Castro “nada ha cambiado, todo ha empeorado”. 

Finalmente, Donald Trump agradeció a quienes han apoyado su administración y concluyó diciendo "que Dios bendiga a los que buscan la libertad y que Dios bendiga a Cuba y a los Estados Unidos de América".

NTN 24