Prostitución Infantil: reclasificación de violacion en China

En 2015 el máximo órgano legislativo chino 'consideró' revocar el crimen de sexo con prostitutas menores y reclasificarlo como violación. Foto: Blogger

Lo bueno: La prostitución infantil esta calificada como delito a nivel nacional e internacional.
Lo malo: La ley que la califica como delito es manipulada, incluso a favor de funcionarios públicos, siendo usada como pase de salida al castigo por violación.
Lo feo: La cultura China distorsiona la ley y es permisiva en relación a los delitos contra mujeres y niñas.

 

Unicef afirma que seis de cada 10 niños y niñas entre dos y 14 años sufren regularmente castigos físicos de sus cuidadores directos. Uno de cada 10 niñas y jóvenes ha sufrido violencia sexual en algún momento de sus vidas.

La venta de niños, prostitución infantil, el turismo sexual infantil y la pornografía infantil son diferentes tipos de explotación sexual comercial de la infancia.

Éstas se dan en muchos lugares del mundo. Unicef calcula que alrededor de un millón de menores de edad, en su mayoría niñas, pero también niños, caen todos los años en las redes de un negocio multimillonario que los degrada, los somete y amenaza sus vidas. ‘el comercio sexual’.

Prostitucion infantil. Foto: Vanguardia

Prostitucion infantil. Foto: Vanguardia

Los artículos 34 y 35 de la Convención sobre los Derechos del Niño dicen que los gobiernos deben proteger a los niños y niñas de todas las formas de explotación y abusos sexuales y asegurar que ellos no sean víctimas de secuestro, venta o tráfico.

El Protocolo Facultativo de la Convención ofrece definiciones de delitos como "venta de niños", "prostitución infantil" y "pornografía infantil".

Le puede interesar: ¿Sociedad machista o la más machista?

También obliga a los gobiernos a criminalizar y castigar estas actividades, exigiendo castigos para el explotador y también para todo aquel que acepte a un niño o niña destinado a estas actividades. También protege los derechos y los intereses de las víctimas infantiles.

Ley de ‘prostitución de menores’ protege a violadores en China

A través de diferentes medios se pudo conocer en octubre de 2011, que en un pequeño pueblo de la provincia de Shaaxi, cuatro funcionarios de gobierno del Partido Comunista de China (PCCh) que violaron en grupo a una colegiala de 12 años.

Según la policía local, los funcionarios fueron acusados de ‘prostituir a una menor’, pues afirmaron que los acusados tuvieron relaciones sexuales con la niña en septiembre y en octubre, por lo que el acto no entraba dentro de la definición de ‘violación en grupo’, aunque haya sido forzada, sino como prostitución de menores.

Le puede interesar: China: estereotipos, tópicos y racismo

El castigo por violación infantil va de diez años de cárcel a la pena de muerte, mientras que el de prostitución de menores entre tres a 10 años de prisión.

Las actuales normas han ayudado a los delincuentes a escapar de los castigos más duros. Foto: Archivo Vanguardia

Las actuales normas han ayudado a los delincuentes a escapar de los castigos más duros. Foto: Archivo Vanguardia

No es la primera vez en que los funcionarios del gobierno chino se han salvado de severos castigos legales al ‘reclasificar’ su crimen.

Basada en este caso, Xiao Xuehiu, profesora universitaria, se mantuvo presionando para abolir la ley y en un foro afirmo:

“La ‘prostitución de menores’ es otra invención de esta dinastía imperial. La ridícula premisa de este crimen es que la menor es un individuo maduro capaz de tomar sus propias decisiones sin ser manipulada. La conclusión es poner una ‘etiqueta de prostitución’ a la víctima del delito sexual. Esto es un doble trato injusto hacia el niño víctima bajo el nombre de la ley china”.

En 2015 el máximo órgano legislativo chino consideró revocar el crimen de sexo con prostitutas menores y reclasificarlo como violación.

Le puede interesar: China: más población, más contaminación

Las actuales normas han ayudado a los delincuentes a escapar de los castigos más duros, ya que argumentan que la menor dio su consentimiento y recibió dinero por ello, señaló Jia Chunmei, una fiscal de la provincia de Hebei y diputada de la APN.

La legislatura china ha realizado múltiples investigaciones sobre el asunto y ha consultado a académicos y expertos.

El Mundo Hoy / China