330 millones de abortos en China ¿Legales?

Amnistía Internacional afirma que en China se ejecutan más personas que en el resto del mundo y se niega a dar cifras oficiales. En este caso la organización hace referencia a los abortos que se cometen en el mundo, especialmente en China, pues suponen acabar con la vida de un ser humano, el más indefenso de todos y además, defiende este acto como un ‘derecho’.

Debido al enorme e insostenible crecimiento de la población, hasta el 2015 en China se obligaba a abortar a las madres que ya tenían un hijo y se las castigaba con cárcel o multas.

Ante esa norma tan injusta, muchas parejas optaban por hacerlo de forma selectiva y se abortaba preferentemente a las hembras por considerarlas más cargosas y menos productivas que los varones.

Según las estadísticas oficiales del gobierno obtenidas por la agencia de noticias ‘Financial Times’, los médicos chinos han realizado más de 330 millones de abortos inducidos desde que el gobierno comenzó su política de 'planificación familiar' en 1971 .

Esto trajo como consecuencia un grave desbalance demográfico que ha puesto en peligro su desarrollo económico y social, ya que el número de jóvenes femeninas ha disminuido drásticamente, generando dificultades para que los jóvenes encuentren esposa. Todo ello ha obligado a suprimir esa medida de solo un hijo.

Esta medida fue introducida en China para limitar a muchas familias a tener un sólo hijo, pero China decidió poner fin a su larga política y ahora todas las parejas podrán tener dos hijos. Sin embargo, los abortos continúan sucediéndose en China.

En relación a esto según anunciaron fuentes oficiales de la Administración Trump, el gobierno norteamericano basándose en la regulación de la enmienda Kemp-Kasten, que prohíbe que se financien organizaciones o programas de apoyo al aborto bajo coacción o esterilización involuntaria, va a dejar de financiar el Fondo de Naciones Unidas para la Población (FNUAP).

Los fondos de 32,5 millones de dólares correspondientes al presupuesto de ese fondo este año serán atribuidos a programas internacionales de salud.

El Mundo Hoy / China