Invitan al Papa para disculparse por abusos a niños indígenas

There are several Replica Roex websites that are dedicated specifically to the online sale of quality replicas, perfectly assuming the nature of the products and offering all the technical support. To find out which ones you can trust, see for example the Replica Gucci Handbags Reviews, which analyzes and ranks top replica watches sellers.Still, Replica Christian Dior Handbagswe emphasize that we do not recommend the conscious acquisition of a replica in any way. A copy never replaces the original, and even if you think you can fool others, you’re really only fooling yourself. If you want a top watch and you do not have the conditions to get it, it is always best to start your collection with an authentic Replica Watches of a lower brand but still of Replica Roex Watches the highest quality.

Invitan al Papa para disculparse por abusos a niños indígenas

Justin Trudeau y su mujer, Sophie Gregoire Trudeau. durante su encuentro con el Papa. Foto: AP

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, ha instado al papa Francisco a visitar Canadá para pedir disculpas a los pueblos indígenas por el trato dado por la Iglesia Católica a los niños nativos en los internados que dirigía en este país a finales del siglo XIX.

 (Le puede interesar: La ni tan perfecta vida de niños y adolescentes en Canadá)

"Le dije [al Papa] lo importante que es para los canadienses ir hacia una verdadera reconciliación con los pueblos indígenas y yo subrayé lo mucho que podría ayudar que emitiese una disculpa", ha explicado Trudeau a los periodistas después de reunirse con el Sumo Pontífice en audiencia privada este lunes. 

Alrededor del 30% de los niños de los pueblos originarios de Canadá, cerca de 150.000 niños, fueron llevados a la fuerza a lo que se conoce como "residencias". Su proyecto inicial era educar a los pequeños, pero después se convirtieron en parte de una campaña gubernamental para erradicar la cultura indígena (como algunos de estos centros llegaron a defender había que "matar al indio en el niño"). En las residencias, era habitual que los menores sufrieran abusos sexuales y físicos.

(Le puede interesar: Canadá registra libertad de prensa en declive)

Los datos que el Gobierno maneja en la actualidad sugieren que la mitad de los menores internados en este tipo de instituciones murieron de tuberculosis y otras enfermedades. Muchos de los que lograron sobrevivir a la experiencia afirman que sufrieron abusos psicológicos, físicos y sexuales por ejemplo por hablar su propia lengua. También eran frecuentes las amenazas de una condena eterna si no se convertían al Cristianismo. El Gobierno de Canadá ya pidió perdón oficialmente a los indígenas por estas prácticas en 2008 y el predecesor de Francisco, Benedicto XVI, expresó su "tristeza" por los abusos cometidos en Canadá en 2009.

El País